Alcaldes ya cuentan con millonario presupuesto para alimentar a los más necesitados

Los municipios provinciales y distritales de todo el país reciben al año una transferencia de más de 127 millones de soles para cubrir los gastos que demandan los servicios de comedores populares, alimentos por trabajo, así como el auxilio a los hogares y albergues que ofrecen refugios y comida para personas de escasos recursos.

En el contexto de la situación de emergencia y de aislamiento forzado que afecta especialmente a familias que residen en zonas sin abastecimiento de alimentos y de agua potable, y a personas menesterosas que no cuentan con un lugar donde habitar, el fondo que reciben las alcaldías son vitales para prestar cobertura a estos ciudadanos necesitados.

PUEDES VER Confirman que ciudadano chino fallecido en Cusco tenía coronavirus

De acuerdo con la base de datos del Ministerio de Economía y Finanzas, los municipios provinciales y distritales de todo el territorio nacional en lo que va del año han recibido una transferencia de más de 20 millones de soles, lo que representa el 16% de la suma total que se les entregó en 2019.

Y respecto a los distritos limeños, se les ha transferido 7.9 millones de soles hasta la actualidad, un 15.4% respecto al total recibido en 2019.

Por la situación de emergencia, debería agilizarse la disponibilidad de estos fondos para que los gobiernos provinciales y locales asistan a las familias afectadas por el aislamiento.

PUEDES VER Cifra de muertes por coronavirus aumenta a 16, confirmó Minsa [VIDEO]

El presupuesto para los servicios de comedores populares, alimentos por trabajo, y auxilio a los hogares y albergues, es completamente diferente a la partida de los 200 millones de soles que el Ejecutivo ha dispuesto transferir a los municipios de todo el país.

El 27 de junio de 2016, el Ejecutivo publicó el Reglamento de las Modalidades del Programa de Complementación Alimentaria (PCA), en el que se define a qué entidades y grupos humanos se les atenderá por intermedio de los fondos recibidos por los municipios.

La norma describe la existencia de una red de organizaciones, colectivos y juntas que elaboran y distribuyen alimentos y acogen a personas necesitadas, un sistema de extrema utilidad en las actuales circunstancias:

“Comedores: organizaciones Sociales de Base conformadas por personas, que tienen como actividad principal la preparación de alimentos y el apoyo social. Pueden ser Comedor Popular, Comedor Clubes de Madres, Comedor Parroquial y otros afines. Las Organizaciones Sociales de Base deberán ser reconocidas como tal por la Municipalidad de acuerdo a sus leyes específicas”, señala la norma.

PUEDES VER Promulgan ley que protege a policías que lesionen en ejercicio de sus funciones

“Hogares o Albergues: organizaciones con personería jurídica que acogen a niños(as) y/o adolescentes y/o personas víctimas de violencia moral y/o física, en estado de abandono, brindando protección y refugio, proporcionándoles así un espacio para que puedan pernoctar y permanecer por un periodo determinado”, precisa el reglamento.

“Adultos en Riesgo: Organizaciones con personería jurídica que acogen y brindan protección a mujeres, hombres y/o ancianos(as) que son víctimas de violencia moral y/o física, y/o poseen algún tipo de discapacidad física y/o mental”, apunta.

“Trabajo Comunal: Grupo de personas que se organizan para, de forma voluntaria, realizar una obra en beneficio de su comunidad. La obra propuesta debe ser evaluada y verificada por el gobierno local que entregue el complemento alimentario, y no debe tener una duración mayor de dos meses”, señala el reglamento del PCA.

Son precisamente este tipo de organizaciones que son necesarias durante el estado de emergencia, por lo que requieren la disponibilidad del presupuesto asignado para cumplir los objetivos señalados por ley.

Durante 2019, en la distribución del mencionado presupuesto por departamento, las provincias y distritos de Lima recibieron transferencias por 54.6 millones de soles. Luego siguieron Piura, con 6.7 millones; Cajamarca, con 5.8 millones; Áncash, con 5.2 millones; y Cusco, con 4.7 millones de soles.

En ese mismo año, en el ámbito de distritos de Lima Metropolitana, las localidades que mayores recursos recibieron para los programas de alimentación complementaria para comedores populares, albergues y otras organizaciones, fueron: San Juan de Lurigancho, con 6.2 millones de soles; Comas, con 5.9 millones; Villa El Salvador, con 4.5 millones; Ate, con 3.8 millones y San Juan de Miraflores con 3.6 millones de soles.

Sin embargo, a punto de completarse el primer trimestre de este año,estos mismos distritos, según las cifras del MEF, han recibido lo siguiente: San Juan de Lurigancho, 1 millón 039 mil soles; Comas, 986 mil soles; Villa El Salvador, 758 mil soles; Ate, 644 mil soles; y San Juan de Miraflores, 602 mil soles.

En estos momentos cruciales para salvar vidas frente al avance de la epidemia del coronavirus, las autoridades provinciales y distritales deben recurrir a estos fondos específicamente destinados a las personas más vulnerables de sus respectivas localidades. No solo se trata de dinero, sino también eficiencia en el gasto público. Es cuestión de vida o muerte.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.